Single Blog Title

This is a single blog caption

Si Deseas Llevar Velo el Día de Tu Boda, Tienes que Saber Esto.

El velo es un complemento característico de una novia, y tiene su propio protocolo creado a partir  de reglas aceptadas o costumbres, protocolo que debes saber a la hora de dar el “sí, quiero”.

 El velo está relacionado con las novias más clásicas y tradicionales pero, hoy en día, esa regla está rota, y hasta las novias más modernas pueden complementas su look ese día con un velo que no desentone nada con su estilo, lo contrario, lo ensalce. 

 
Pero, ¿qué dictan las normas más estrictas del protocolo sobre el velo?

¿Cuándo me puedo quitar el velo?

El protocolo estricto indica que la novia debe llevar el velo puesto desde que sale de casa y no quitárselo hasta llegar a la suite nupcial. Esta tradición está obsoleta en la actualidad, y se presentan en su lugar varias opciones.
La novia podrá quitarse el velo después del primer baile, lo que significa que durante el cóctel también lo llevará puesto. Jamás podrá quitarse el velo durante el banquete. O antes del cóctel, o ya en el baile.
 

¿Cuándo me puedo levantar el velo?

El protocolo de una novia religiosa dicta que la novia debe permanecer con el rostro cubierto, siempre que el velo lo permita, hasta que el cura diga “lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre”. Momento en el que el novio descubre el rostro de su prometida.
 
Hay ocasiones en las que es el padrino de la novia el encargado de descubrir el rostro una vez que llegan al altar y la deja con su futuro marido, a modo de entrega. Si no te sientes cómoda ni segura al caminar con el rostro cubierto en la iglesia, puedes entrar con la cara destapada.

¿Qué tengo que tener en cuenta la hora de elegir el velo? 
 
Si tienes claro que quieres llevar velo del día de tu boda, es importante no olvidar que el velo siempre hay que elegirlo después del vestido, es un complemento del mismo, no al revés. Es la primera regla para acertar con este él. Hay que asegurarse de que combina  con el estilo, los tonos y todos los detalles. 
 
También hay que tener en cuenta el tipo de ceremonia y dónde se celebra. Hay muchos tipos de velos de novia y es importante escoger el adecuado, pues unos serán más apropiados para unas estancias y estilos, que otros. 
 
El velo hoy en día, tiene diferentes texturas, encajes y colores. Las novias de hoy en día han decidido romper con lo tradicional y añadir un toque de color a sus looks. Y todo esto tiene un motivo. Del mismo modo que las tendencias han ido evolucionando hacia estilos más desenfadados y más románticos, con peinados sueltos y vestidos boho chic o vintage, el mundo nupcial ha introducido el color para estos complementos tan característicos.
 
El velo se ha reinventado no sólo con diferentes formas y estilos, además, existen velos de colores, que se han convertido en el detalle que marca la diferencia a la hora de elegir qué llevar en el gran día. 
Muchas novias apuestan por combinar el color de sus velos con su ramo nupcial o con algún detalle que no quieren que pase desapercibido en su gran día.
 
Ahora ya sabes más de este maravilloso complemento, ¿con qué cuál te quedas?